“Visca el rei, mori l’arròs!”


La zona de las marismas era un lugar donde el paludismo era endémico. Las revueltas de los siglos XVII y XVIII llevaron a la prohibición del cultivo de arroz en estas tierras durante más de 100 años, considerando al arroz culpable de todas aquellas muertes. Con este grito revolucionario “Viva el rey, muera el arroz” conoceremos la historia y el desenlace de estos sucesos y el milagro de poder disfrutar hoy en día, de un buen plato de arroz de Pals.

LUGAR: Pals (zona arrozales)

DURACIÓN: 2 horas

EL PORQUÉ DE LA RUTA: Haciendo las búsquedas para las visitas de Pals, cayó en mis manos el volumen Homenots de Josep Pla donde habla de Pere Coll i Rigau. Allí descubrí que si hoy en día tenemos arroz en Pals es casi de milagro. Revueltas, paludismo, muchas mortalidades, historias de terratenientes malvados, un americano y un final feliz es toda la trama que se esconde bajo el grito de “Viva el rey, muera el arroz”.

 


| »

Deixa un comentari

L'adreça electrònica no es publicarà. Els camps necessaris estan marcats amb *